LA CASCADA DE XURBEO

Farmacéutico en ruta (06/10/20)

En el Concejo de Aller, en la comarca de Murias, se encuentra esta cascada espectacular. Para llegar a la cascada, un sendero muy bien señalizado sale del pueblo de Murias. Siempre cercanos al fluir de las rápidas aguas del Río Negro, avanzamos entre una vegetación de un verde exuberante.

La cascada es la caída en vertical de las aguas del Río Xurbeo; afluyente del Negro.

Una vez alcanzada la cascada, se puede continuar un trecho por un paraje de ribera casi selvático, hasta alcanzar otras caídas o rápidos.

Nos queda, con el añadido, una ruta de unos 2,5 kilómetros entre ida y vuelta; fácil.

Finalizamos ruta en el atractivo pueblo de Murias, asentado en una inclinada ladera. Allí, un asturiano afincado varios años en la región valenciana, ha establecido un restaurante (“El Corral”) donde poder disfrutar de unos excelentes arroces.

http://www.viaaugustaenbicicleta.jimdofree.com

(Del autor de este blog: Libro “La Vía Augusta en bicicleta”)

LAS FOCES DE EL PINO

Farmacéutico en ruta (20/09/20)

Una nueva sustitución en Asturias me lleva ahora a Piñeres y Moreda, en el Concejo de Aller. Se trata de un área ideal para hacer excursiones debido a su naturaleza privilegiada. Aunque en los días libres del fin de semana casi siempre llueve, el pasado domingo hubo tregua y pude hacer una ruta a pie desde el pueblo de El Pino.

Por el sendero PR-AS 31, se recorren unos 4 kilómetros desde el pueblo a las cascadas, casi todo en ascenso. Tras dejar atrás un antiguo molino de ribera, vamos ganando pendiente y buenas vistas de las praderías y los picos más altos; siempre rodeados por un denso bosque de avellanos, castaños, robles, etc.

Nos encontramos dos fuentes con agua de manantial a lo largo del camino: la fuente de “La Salud” a la salida del pueblo, la otra es la de “Las Gavilanceras”, a mitad de ruta.

Fuente de La Salud, con un azulejo de la Virgen de Covadonga; patrona de Asturias.

La parte más espectacular de la ruta es la de las foces. Una foz es una garganta excavada por el río, formando una estrechez de paredes de roca o valle muy encajonado. El río que la forma es el Valmartín, que desciende fogoso de las montañas entre paredes de caliza casi verticales.

Este paraje está declarado como Monumento Natural desde 2001. Se trata de rocas calizas de origen marino en donde se han encontrado fósiles. Poderosas fuerzas tectónicas plegaron estos fondos, elevando dos farallones rocosos llamados Peña La Panda (1790 m.) y Pico Pandos (1565 m.)

Las cascadas y rápidos de las foces son un entorno realmente envolvente, por el sonido del agua. Tras finalizar el tramo de la garganta, el sendero se bifurca. Tomando en dirección a Caniella, he alargado la caminata unos 500-700 metros más. Alcancé unas majadas con amplias vistas de todo el macizo rocoso, un punto ideal donde parar a descansar un rato y dar buena cuenta de las viandas portadas en la mochila.

En esas majadas, pasta un grupo de caballos.

El recorrido de vuelta es descendiendo por el mismo camino, siendo en total unos 9 kilómetros de una ruta que calificaría como de dificultad media.

El Pino. Hórreo, gran piedra y caminante.

http://www.viaaugustaenbicicleta.jimdofree.com

POR LAS CUMBRES DE QUIRÓS

Farmacéutico en ruta (08/09/2020)

Por el consejo asturiano de Quirós (centro-sur de la región), hacemos una interesante ruta a pie desde la pequeña localidad de Cinfuegos (700 m s.n.m., aprox.). El trazado de la ruta es comandado por Vidal, un auténtico conocedor de los caminos y senderos de la montaña asturiana. A su lado, mi colega Eduardo; experto conocedor de la montaña, “cuco” (el perro) y un servidor.

Tras abandonar una pista de tierra, nos introducimos en el genuino bosque de acebos, hayas, abedules, robles, castaños y serbales. Las últimas lluvias lo han sembrado de diferentes setas, destacando los boletus y las chantarellas.

Salimos del bosque, por el que hemos ascendido un buen trecho, y entre las frondosas hierbas de un claro, “cuco” se da toda una refriega. Avanzamos por un sendero al pie de una ladera, siendo las vistas de Peña Rueda, a nuestra izquierda, cada vez más espectaculares.

Peña Rueda (2.155 metros)

Alcanzamos a una altura considerable en torno a los 1600 metros. Llegamos una amplia pradera de alta montaña donde las vistas, en cualquier dirección, son magníficas.

Nos hemos agenciado la sombra de unos acebos para hacer una pertinente parada y dar cuenta de las buenas viandas y vinos acarreados en las mochilas. Tras reponer fuerzas, iniciamos el descenso con las vistas de la imponente Sierra de la Gangina a nuestra izquierda. Se trata de una sucesión de picos bastante elevados, superiores a los dos mil metros: El Pachón, El Ranchón, El Tambarón, La Cigacha, Huerto del diablo (sur y norte), Peña Melluque y el más lejano Campu Faya. 

Sierra de la Gangina

Cuando retornamos a la pista de tierra, encontramos a un paisano llamado Nicolás. Viene de las altas ladera de la sierra de cuidar sus vacas. Hacer toda la bajada a su lado nos ha llevado a conocer muchos detalles del territorio y su toponimia, aparte de comprobar su hospitalidad.

Tras despedirnos de Nicolás, a la entrada del pueblo, damos un pequeño paseo por las empinadas calles de Cinfuegos, final de ruta. El pueblo, rodeado de preciosas vistas, es todo un exponente de la arquitectura tradicional y rural de la montaña astur.

Hórreo tradicional

http://www.viaaugustaenbicicleta.jimdofree.com

http://www.costaportuguesaenbicicleta.webs.com

ASCENSO AL PICO DEL VISO

Farmacéutico en ruta (01/09/2020)

Desde la localidad de Salas (250 m.) parte un sendero que nos conduce hasta el Alto de El Viso (675 m.) tras andar cuatro kilómetros. Un buen desnivel a salvar, pero que merecerá la pena recorrer por sus alicientes.

A poco de salir nos encontramos con la Iglesia de San Martín, del siglo X, aunque reconstruida casi totalmente en el siglo XV. Sin embargo, los elementos prerrománicos del original se mantienen en el lugar que ocupaban. Esto, hasta hace no mucho, ya que con el objetivo de protegerlos de los elementos atmosféricos, han sido sustituidos por copias de gran similitud. Los originales se muestran al público en el Museo del Prerrománico de San Martín, ubicado en el palacio de los Valdés Salas, en Salas.

Elementos prerrománicos de iglesia de San Martín
Tejo milenario

Al lado de la iglesia de San Martín, dos espectaculares tejos (uno de ellos de más de mil años), escoltan el camposanto.

Continuamos nuestro ascenso por un sendero rodeado de un espeso bosque de castaños, robles y avellanos. Abundan las zarzas y los helechos, así como algunos Eucalyptus globulus, de propiedades terapéuticas y que desprenden un magnífico aroma.

Tras alcanzar el área recreativa de El Viso, la subida continúa acompañada de las cruces que conforman las estaciones de un Via Crucis que finalizan en la Ermita de Nta. Sra, del Viso, patrona de Salas. Desde esta altura, se contempla una privilegiada panorámica de Salas y su entorno.

Desde la ermita, recorremos el último tramo cercanos a un pinar, que nos llevará hasta el alto de El Viso.  Desde la cumbre, si el día lo permite, se puede disfrutar de una espectacular y amplia panorámica de toda la cara norte y este del lugar:

Pico Aguión, Pico Monxagre, Daner, Priero, Mallecina, Malleza, la lejana Sierra del Sueve…

E incluso la lámina azul del Mar Cantábrico, destacando los cortados del emblemático Cabo de Peñas.

El retorno es por el mismo camino, conformando una ruta de 8 kilómetros cuya primera parte es de un desnivel medio-alto en subida (425 metros en cuatro kilómetros), por lo que conviene tomarlo con cierta calma.

Ventanas originales de San Martín (Museo del Prerrománico de Salas)
Cruz latina característica del Reino de Asturias

PEDALEANDO POR LA SENDAS DE TUÑÓN Y EL OSO (ASTURIAS)

DSCN3115

Farmacéutico en ruta (22/08/2020)

No muy lejos de donde me encuentro actualmente trabajando (Malleza-Cornellana), se encuentra Trubia; punto donde enlazamos con la senda “Fuso de la Reina-Tuñón”. Esta, a su vez, enlaza con la conocida Senda del Oso.

DSCN3086

DSCN3096

DSCN3098

Por las riberas del río Trubia y hasta el Embalse de Valdemurio, discurre un camino espectacular en el que la vegetación, exuberante, se alterna con farallones rocosos, desfiladeros, valles encajonados y verdes praderíos. No faltan magníficos túneles excavados en la roca.

DSCN3099

DSCN3103

DSCN3113

Ya sea caminando algún tramo de la senda como recorriéndola en bicicleta, merece mucho la pena acercarse a conocer este lugar donde se nos muestra una faceta muy característica de la naturaleza y orografía asturiana.

DSCN3119

DSCN3123
Caballo asturcón

FICHA DE RUTA

Distancia: 47 kilómetros

Tipo: lineal (ida y vuelta)

Perfil: Predominio del llano con tramos de suaves pendientes. Más ascendente en dirección al Embalse de Valdemurio.

Tipo de firme: asfalto, con muchos tramos algo rugosos y algunos tramos muy bacheados.

Pegatina VAB 1 MOSAICO B

RUTA DEL TAJO: Etapa 19

AZAMBUJA-LISBOA  (78 Km)

Con la ilusión de completar la ruta salgo de Azambuja, en un día en que las predicciones meteorológicas son de lluvia al 100%. A lo largo de todo el tramo portugués de la ruta ya me he mojado varias veces (es noviembre) pero no han sido lluvias fuertes ya que tuve la suerte de que durante las horas nocturnas cayó más agua que durante las diurnas.

La ruta de hoy busca el interior para evitar algunas poblaciones de tráfico más intenso que se sitúan cercanas al cauce del río.

Salgo de Azambuja (por la calle situada tras la residencial) y a tan solo 1,3 kilómetros efectuamos el giro hacia la derecha por la N-3 en dirección a Carregado. Por esta carretera, de buen arcén, alcanzamos Vila Nova da Rainha (km 7) y hacemos su travesía urbana. Regresamos a la N-3 y a alcanzamos Carregado (km 11,50). En Carregado siempre seguimos las indicaciones hacia Arruda. Pedaleamos ahora por la N-1154, rodeados de colinas repletas de viñedos; nos encontramos en una de las zonas vitivinícolas más destacadas de Portugal.

DSCN1962

DSCN1968
Tonalidades otoñales en los viñedos de Arruda

En el Km 23,76 llegamos al cruce de entrada en Arruda dos Vinhos. Desde allí vamos girando hacia la izquierda (por carril bici) siguiendo las indicaciones de Bucelas y rodeando el casco urbano de Arruda. En torno al Kilómetro 25,40 salimos de la población, retomando la “estrada” N-1154 e iniciando un puertecillo de montaña. Es una bonita subida (con muy buenas vistas de Arruda y su entorno) en la que la carretera va describiendo curvas, lo que la hace más llevadera. A mitad de puerto, la vegetación que nos rodea se hace más boscosa.

El puerto (“Alto de Vilanova”) se sitúa en el kilómetro 30, justo donde hay un cruce en el que continuamos en dirección a Bucelas. Desde este punto, se inicia un descenso que nos lleva hacia Arranjos (Igreja de Nta. Sra. de Ajuda) –km 34- y hasta el cruce del kilómetro 35,28 que tomamos hacia la derecha. Por una carretera más ancha, alcanzamos Bucelas (km 41,70).

DSCN1977
Bucelas/Igreja

Al poco de entrar en Bucelas, paro a comprar algo de víveres para la comida en un supermercado (“Meu Super”). Allí me lleve la sorpresa de ser invitado a una simpática degustación, junto al resto de la clientela, por celebrase su segundo aniversario. En la plaza contigua al súper, un bonito lugar céntrico decorado con motivos vinateros, disfruto del “amoço”. Destacan los toneles de vino en los que se reconoce a Bucelas como la capital de la variedad blanca de uva “Arinto”, que otorga gran personalidad a los vinos blancos de esta denominación de origen.

DSCN1980

Salimos de esta bonita población de Bucelas en dirección a Loures. Los primeros 5, 5 kilómetros son de descenso y llaneo, hasta encontrar un cruce que tomamos hacia la derecha que nos llevará hasta el centro de Loures (km 52,5). Esta es una gran población que forma parte del nucleo de ciudades de la órbita de Lisboa. Por esta razón me lleva más de tres kilómetros encontrar la salida en dirección a Frielas.

Pegatina VAB 1 MOSAICO B

Salimos de Loures, iniciando un ascenso a un bonito puerto,  por una tranquila carretera (N 250). Tras cruzar Frielas, alcanzamos el paso inferior de un gran puente, a la altura de Sacavém, en el kilómetro 63,70. Continuamos siempre paralelo a un afluente del Rio Tejo hasta llegar a su desembocadura en nuestro querido río (km 65,65). En este punto casi abrazamos Lisboa; la imponente figura del puente Vaco da Gama nos queda muy cerca. El Tejo a estas alturas de Lisboa conforma un auténtico estuario. Esta panorámica y este entorno, no dejan de emocionarme; tras un largo viaje de más de mil doscientos kilómetros me dispongo a pedalear los últimos, saboreándolo al máximo.

DSCN1992
Ponte Vasco da Gama

DSCN1998

No hay mejor final que recorrer todo el paseo fluvial lisboeta, que se inicia en el citado puente y finaliza en la emblemática Praça do Comercio. Tras pedalear por unas llamativas plataformas de madera sobre el mismo Tejo, continuar por algunos tramos de tierra y por toda la zona de expansión de la ciudad moderna (Parque das Naciões: lo que fuera el recinto de la EXPO 98).

DSCN2003

Ya con la noche encima, arribo al Terreiro do Paço; para culminar con una foto de despedida el final de la Ruta del Tajo en bicicleta en la espectacular Praça do Comercio (km 78), en el mismísimo corazón de La Baixa lisboeta.

DSCN2007

 

EPÍLOGO: El final de la ruta

Desde la Praça do Comercio, se puede continuar pedaleando a orillas del Rio Tejo hasta su desembocadura, que se sitúa a unos veinte kilómetros. En el lugar donde se sitúa el Forte de São Julião da Barra, el río abraza definitivamente al Océano Atlántico. No realicé este tramo en esta ocasión, pero por dos veces los he pedaleado con ocasión de mi viaje en bicicleta por toda la costa portuguesa. Merece mucho la pena realizarlo pues disfrutaremos de un paseo fluvial en el que pasaremos por el concurrido Cais do Sodré, el Ponte 25 de Abril, la emblemática Torre de Belém y el cercano monumento a los descubridores portugueses. Desde su nacimiento (en los Montes Universales) hasta su desembocadura o “foz” en este lugar, el Tajo/Tejo describe un largo camino de agua de 1007 kilómetros.

 

LA RUTA DEL TAJO EN BICICLETA

© José Ignacio Idígoras Santos, 2020.

RUTA DEL TAJO: Etapa 18

SANTARÉM-AZAMBUJA  (38,34 Km)

La primera imagen del día, desde la habitación, es la del hermoso convento de São Francisco (1242) y su bella fachada gótica. En lo que se refiere al patrimonio monumental, varios ejemplos de artísticas iglesias de diferentes estilos podemos encontrar en la ciudad (románico, gótico mendicante, manuelino, renacentista, etc.).

DSCN1924
Igreja de S. João de Alporão

Conviene pues, dar un detallado paseo por la ciudad, muy portuguesa por sus calles pavimentadas a la forma tradicional, sus miradores, jardines y fuentes centenarias. En particular me llamó mucho la atención el edificio del mercado municipal (1930) por sus espectaculares azulejos decorativos. Los azulejos del siglo XVII de la Igreja de Marvila también merecen una detallada visita.

DSCN1931

En la puerta de la “Pensão Coimbra”  iniciamos una etapa del día que va a discurrir, una vez más, dejando nuestro querido Rio Tejo (Rio, sin acento, es la traducción portuguesa) a nuestra izquierda. Por un apacible paisaje agrícola y ribereño y a través de sencillas carreteras locales en su mayor parte

DSCN1936

Tras pasar por el mercado municipal, giramos hacia la izquierda en dirección Lisboa/Cartaxo. Tras unos primeros kilómetros en descenso, al llegar a Vale de Santarém (km 6,87) tomamos el cruce a la izquierda que nos lleva a pedalear por una comarcal sin apenas tráfico. Tras pasar por Fonte Bela (km 12) y un cruce en el km 13,80 (hacia la izquierda), mi cuentakilómetros marca 17,59 cuando llego al Puerto de Muge.

DSCN1939
El Tajo a la a ltura de Puerto de Muge

En este punto, efectuó un pequeño desvío a un área recreativa en la misma orilla del Tejo y justo a los pies del puente ferroviario “Rainha D. Amelia”. Tras un largo paseo inicial por Santarém que me ocuparon media mañana, decido parar a comer en este magnífico entorno fluvial.

DSCN1943
Pedaleamos por el mismo dique o su vía asfaltada paralela

Los siguientes kilómetros son por una carreterilla local paralelo al río y a su dique. Por esta vía alcanzamos Valada (km 21,45) y Reguengo (24,40). Las dos son aldeas pintorescas. En la primera de ellas podemos apreciar una bonita iglesia y abundan los restaurantes de cartas de pescado. En la segunda, paro un rato en el muro de contención del Tejo y encuentro a un peregrino canadiense. Cambio impresiones con David, que se encuentra haciendo el Camino de Santiago portugués, desde Lisboa.

 

DSCN1951
El pequeño puerto de Reguengo

 

DSCN1947
El Rio Tejo, entre Valada y Reguengo

Desde Reguengo, la carretera local discurre unos tres kilómetros más paralela a la orilla del río. Tras esta distancia se va apartando del cauce, buscando la localidad de Azambuja. Marca el “cuenta” 37,84 en la estación de tren de Azambuja. Como quiera que el pueblo queda al otro lado de la línea férrea, no hay más remedio que cruzar por las rampas superiores. Finalizamos la etapa en la céntrica Residencial “Flor de Primavera”, otro más que recomendable alojamiento.

PRÓXIMAMENTE: ETAPA 19 (AZAMBUJA-LISBOA)

 

 

RUTA DEL TAJO: Etapa 17

GOLEGÃ-SANTARÉM  (34,30 Km)

DSCN1872

Desde la Praça da Igreja de Golegã, disfrutando de su preciosa portada manuelina, iniciamos nueva etapa. Salimos de la población en dirección a Azinhaga por una carretera de clásico pavimentado portugués.

DSCN1875

Al poco, encontramos la señalización de que circulamos muy cercanos a la Reserva Natural Paul do Boquilobo. Se trata de una de las zonas más ricas en avifauna de toda Europa, destacando por alojar la más importante población de garzas de la península. El Rio Almonda, que cruzamos en el km 5,65, es uno de los cauces más importantes de la reserva.

DSCN1878

LOGOTIPOWEB CPB

DSCN1880

La etapa del día discurre por pequeñas carreteras provinciales de buen firme, intercalados con algunos tramos de carretera más ancha o principal. El recorrido pasa por Azinhaga (km 7,50), cuyo casco urbano rodeo, para salir de esta en dirección a Pombalino (km 9,75) y Vale da Figueira (km 19,40). En torno al km 14, tras cruzar un puente antiguo, el paisaje se torna más boscoso y recuerdo que en torno al km 16 hay una cota que supone un ascenso de 1 km, aproximadamente. Tras dejar Vale de Figueira, nos adentramos en zonas de viñedos. Podemos ver paneles orientativos de la “Rota do Vinho do Tejo”. Antes de llegar al cruce de Santarém (km 23,20), hemos de superar otra cota.

DSCN1884

Continuamos por la N 365 en dirección a Santarém y atravesamos Alcanhões, población de gran raigambre vinícola. Alcanzamos Ribeira de Santarém en el kilómetro 31,50. Se trata de la población ribereña del Tejo que es como una prolongación de la cercana Santarém, situada en una elevación sobre el valle del Tajo. Me llama la atención la espectacular y artística fuente allí situada.

Desde Ribeira, seguimos las indicaciones de Santarém por la EN 114: una cuesta en fuerte pendiente nos desemboca en una rotonda de entrada a la ciudad (km 32,77). Desde este punto, efectué un giro hacia la derecha para visitar el Mirador de São Bento, con vistas espectaculares del “Vale do Tejo”.

DSCN1893
Vistas de Ribeira de Santarém y Vale do Tejo

Tras este corto desvío, pedaleo en dirección al centro urbano para poner punto final a la etapa en “Pensão Coimbra” (km 34,30), un digno alojamiento situado justo en frente de una bellísima iglesia; el convento de São Francisco.

PRÓXIMAMENTE: ETAPA 18 (SANTARÉM-AZAMBUJA)

RUTA DEL TAJO: Etapa 16

ABRANTES-GOLEGà (36,25 Km)

Por el centro de la región de Ribatejo pedalearemos esta y la próxima etapa. Esta zona de Portugal conjuga características del norte y del sur, por tanto es muy representativa de la indiosincracia portuguesa. En cuanto al paisaje, en el lado norte predominan las pequeñas explotaciones agrarias con abundancia de viñedos, olivos e higueras. Al sur, una vez superada la zona de la orilla del Tejo, se imponen las dehesas de alcornoques y pinos piñoneros. En estas se cría ganadería brava y abundan los equipamientos dedicados al caballo, estos también en el lado norte. El caballo es especialmente apreciado en todo el Ribatejo.

Tras un breve paseo en bicicleta por el meritorio casco viejo de la ciudad de Abrantes, marco el kilómetro cero de la etapa en el cruce de la Rua Chafariz con la Avenida 25 de Abril, saliendo de la ciudad en dirección Lisboa. En la rotonda de salida de la ciudad (km 2,85) efectuamos el giro en dirección a Rio de Moinhos.

Por buena carretera, con el cauce del Tejo a nuestra izquierda, alcanzamos la pintoresca población de Constância (km 14,50), sobre una ladera donde se domina la desembocadura del Rio Zêzere en el Tejo. El rio Zêzere lo atravesamos a continuación, por un espectacular puente. En los siguientes kilómetros nos rodean varios a cuartelamientos militares; nos encontramos en una zona militar con unidades de paracaidismo. Más adelante tendría la oportunidad de ver unas docenas de saltos, desde las avionetas.

En el kilómetro 19,70 se sitúa el desvío a Almourol. Obligatorio es hacerlo pues tras recorrer unos 1100 metros nos regalaremos una de las mejores vistas de La Ruta del Tajo: el castillo de Almourol, asentado en un islote rocoso en medio del Rio Tejo. Al llegar a este lugar podría parecer que uno se traslada, repentinamente, al medievo. Monumento arquitectónico y natural a la vez, se trata de uno de los lugares más emblemáticos que puedan visitarse en toda Portugal. Más de mil años lo contemplan, formó parte de la línea defensiva del Rio Tejo y durante algún tiempo perteneció a la orden del temple. En más de una leyenda relacionada con la historia de Portugal se menciona este lugar.

DSCN1809

 

DSCN1813

Pegatina VAB 1 MOSAICO B

DSCN1820
Tancos

DSCN1823
Cauce del Tejo en Tancos 

Regresamos al punto de cruce del Km 19,70 (km 22,10) para continuar en la misma dirección hasta alcanzar la población de Tancos (km 23,60) donde es fundamental hacer una parada en su preciosa “Igreja” y su magnífico “miradouro” del río y la ciudad. Continuando en la misma dirección, tomamos el desvío hacia la izquierda (km 25,57) en dirección a Vila Nova da Barquinha. Pedaleamos un buen trecho por un agradable carril bicicleta junto a la ribera, muy verde, al lado del Tejo.

DSCN1833
De Vila Nova da Barquinha a Quinta da Cardiga

Salimos de Vila Nova (km 27,65) por unos caminos, tanto de asfalto como de tierra, que nos llevarán hacia un lugar bastante pintoresco denominado “Quinta da Cardiga”, en torno al Km 30. Esta extensa finca se sitúa casi a la orilla del río y nos sorprende por su bella arquitectura (destacan sus azulejos) y la frondosidad que la rodea. De antigua propiedad real, fue donada a la orden del temple y más tarde formo parte de la línea defensiva del Tejo. Interesante mezcla de estilos arquitectónicos en un entorno natural envidiable.

DSCN1846

DSCN1849

Tras cruzar la Quinta, en torno al km 30,50 alcanzamos la pequeña población de S. Caetano y desde su salida hasta alcanzar Golegã, pedaleamos unos cinco kilómetros por una deliciosa comarcal. Siempre con el Tejo a nuestra izquierda, llegamos a Golegã que celebra estos días su “Feira Nacional do Cavalo”. Esta se celebra anualmente en noviembre y refrenda a Golegã como referente número uno en Portugal en lo que al mundo del caballo se refiere.

DSCN1855
De S. Caetano a Golegã

DSCN1863
Carruajes hacia la “Feira do Cavalo”

El fin de etapa lo marco en el centro de la ciudad, a la altura de la “Casa da Misericordia” (km 36,25). Antes de llegar allí, pude disfrutar del trasiego de caballos, mulas, potros y de todo tipo de carruajes que circulaban en dirección a u recinto central donde se celebraba una exhibición. En la puerta de una de las casas, unos vecinos me ofrecen su hospitalidad invitándome a un vino “abafado”, típico de la región.

Ya fuera de etapa, desde Golegã, pedaleo unos kilómetros extras hasta la localidad de Entrocamento, para desde allí coger un tren hasta mi alojamiento en Abrantes. Una vez más, aprovecho los buenos servicios de la línea ferroviaria del Tejo; en Golegã habría sido imposible encontrar un alojamiento en plena feria del caballo.

PRÓXIMAMENTE: ETAPA 17 (GOLEGÃ-SANTARÉM)  

RUTA DEL TAJO: Etapa 15

BELVER-ABRANTES  (35 Km)

DSCN1764
Al poco de la salida de Belver

En el mismo punto de llegada del día anterior, iniciamos una nueva etapa de la ruta en dirección a Torre Cimeira/Torre Fundeira. Los primeros cinco kilómetros son una delicia para recorrer en bicicleta por pequeñas carreteras locales sin tráfico. Discurrimos cerca de esas dos pequeñas aldeas en un agradable entorno con predominio de viñas, naranjos y olivos. Tras cruzar un puente sobre una ribera (km 4,96), encontramos una zona verde con áreas recreativas y playa fluvial. Un poco más adelante se sitúa el Parque de Campismo de Ortiga; un lugar ideal para, en cualquier ocasión, establecer un cuartel general y conocer los alrededores.

Pegatina VAB 1 MOSAICO B

DSCN1767
Cruzando la presa del Barragem de Belver

DSCN1770
Abandonamos el cauce e iniciamos una subida

Un cruce hacia la izquierda, en dirección a Alvega, nos hará cruzar la presa del Barragem de Belver, situada en este lugar. Volvemos a la cara sur del Tejo. Al final del puente que cruza la presa (km 6,36), giramos hacia la derecha para discurrir por una carretera local paralela al río, en su principio. Más adelante, inicia una subida en dirección al cruce de la N-118 (km 10,46).  En este punto, giramos hacia la derecha por una buena carretera, más transitada, hacia Alvega (Km 16,70).

Alvega es una apacible población donde destaca su plaza central, rodeada de notables edificios y bellas iglesias. A unos 400 metros del centro se sitúa una muy bien dotada playa fluvial sobre el rio Tejo.

DSCN1780
Praça de Alvega

DSCN1777
Beira do Tejo em Alvega

Tras recorrer un kilómetro extra por esta ciudad, retomo mi camino por la N-118 en dirección a Pego (km 28,50). Hay que señalar que desde la zona de la playa fluvial de Alvega hasta Abrantes, se puede utilizar el camino señalizado “Caminho do Tejo”, que coincide con la ruta a Fátima. Este tramo de camino cubre unos 22,5 kilómetros. Es una buena opción que no utilicé debido a ser un periodo de frecuentes lluvias y encontrarse el firme muy embarrado, pero en épocas secas es aconsejable por su cercanía al río, mejora paisajística y por evitar la carretera.

Continuamos por la N-118 y alcanzamos Rossio ao Sul do Tejo (km 32,35). En este punto giramos hacia la derecha siguiendo la señalización (flecha azul) del “Caminho de Tejo”. Atravesamos “Aquapolis”, un área verde y recreativa, y en el Km 33,50 alcanzamos el inicio del gran puente que cruza el Tajo hasta Abrantes (km 34,02). Una gran rampa de subida, por una calle de empedrado natural, nos conduce a nuestra “meta” del día: La Pousada de Juventude de Abrantes (km 35), situada en una de las zonas más altas de la ciudad y con preciosas vistas del valle que conforma “O Rio Tejo” a su paso por Abrantes.

DSCN1795
Puente de entrada a Abrantes

Abrantes es una ciudad de esencia ribatejana, aunque administrativamente no lo sea. Se trata de una población de algo menos de 20.000 habitantes ubicada en una elevación sobre el amplio cauce del Tejo, lo que le proporciona magníficas vistas. Destaca por sus parques y zonas verdes ribereñas. En su casco viejo destaca el castillo de Abrantes junto a amplias plazas con bellas iglesias y callejuelas de auténtico estilo portugués.

DSCN1801

DSCF1253
Castelo de Abrantes

 

PRÓXIMAMENTE: ETAPA 16 (ABRANTES-GOLEGÃ)